“Para saber hablar es preciso saber escuchar”

“Para saber hablar es preciso saber escuchar” (Plutarco)

Si echamos la vista atrás y miramos cómo nos relacionábamos nosotros, o nuestros padres, con las empresas a las que les comprábamos sus productos, seguramente no encontremos ningún tipo de contacto más que la posible hoja de reclamaciones que escribíamos cuando una situación pasaba de castaño a oscuro.

Ni que decir tiene que los tiempos han cambiado y con ellos también nosotros, nuestros padres y nuestros hijos, el consumidor ya no busca sólo comprar un producto o servicio, sino que pide algo más: conocer a la empresa, interactuar con ella, dejarse mimar, como si de un noviazgo se tratara.
Así introducimos el término de engagement, que precisamente una de sus traducciones al castellano es “noviazgo”. Las empresas deben hoy esforzarse por crear buenos productos pero quizás más, si cabe, por conseguir construir este engagement con el cliente, que no es otra cosa sino el grado de compromiso que éste muestra con la empresa, creando un vínculo emocional difícil de romper.

Por ello, entra en juego la buena gestión del marketing en general, el cual más que nunca, debe estar enfocado al cliente y a sus necesidades para poder llegar a ellas incluso antes de que el cliente las reconozca como necesidad. Para conseguir esto, es importante olvidarnos de tener únicamente una actitud emisora y adoptar una posición de escucha.

Por tanto, es indispensable emplementar una fuerte estrategia de Content Marketing, acompañando al usuario en su día a día ofreciéndole contenidos que sean relevantes y útiles para él, teniendo como objetivo principal su bienstar, porque, ¿no debería ser esta la razón de cualquier relación entre personas?

Leave a Reply

Your email address will not be published.